YOGA PARA EL DOLOR DE ESPALDA

La columna raquídea o raquis, está integrada en el ser humano por 33 vértebras, dividida en cinco zonas desde el cráneo hasta el cóccix: cervical, dorsal, lumbar, sacra y coccígea.
Las zonas mas afectadas son la columna cervical y la lumbar, ya que son las mas móviles y las que soportan los movimientos de la cabeza y el tronco, respectivamente.
Casi la mitad de la población adulta padece problemas de columna.

Practicar ejercicio fortalece los músculos y nos da energía. El yoga al ser un ejercicio sin impacto es muy bueno para fortalecer la espalda.
Una postura correcta da elegancia a tu figura.
Recuerda que la cabeza tiene que estar al mismo nivel de los hombros y no hacia adelante. Eres tan joven como flexible es tu columna vertebral.Para seguir siendo jóvenes, el cuerpo debe ser moldeable y flexible. La flexibilidad de las articulaciones y columna es signo de juventud.
Cuando practiques las asanas, presta atención a tu rostro, mantén una actitud serena, relajada, vigila el rictus, los labios, la frente, intenta esbozar una sonrisa sutil.
Con el tiempo tu rostro rejuvenecerá, se tornará luminoso y despejado
es tan vital ser físico como ser espiritual.
La espalda es una de las partes del cuerpo que más descuidamos, aunque en realidad es una de las más delicadas. Un elevado porcentaje de la población padece fuertes dolores de espalda, ya que un mercado laboral cada vez más tecnificado conlleva una importante disminución de la musculación vertebral. Esto se debe, en parte, al uso indiscriminado de elementos que ya forman parte de nuestra vida cotidiana: computador, escaleras mecánicas, ascensores, vehículos...
Importante: Si tiene alguna lesión, antes de relizar los ejercicios consulte con su médico.