LA " KARA " EN EL HINDUÍSMO - La sutileza del acero







La Kara con "K"; un curioso brazalete que se coloca en la muñeca de la mano y que tiene múltiples usos y significados.

La Kara está hecha con acero inoxidable, un material que de acuerdo con los especialistas, ofrece inmensos beneficios para el ser humano, pues brinda una manera de purificar y enriquecer la sangre. Al contrario de otros mentales, el acero, al ser calentado, no desprende partículas tóxicas y oxidantes; por el contrario, las partículas que suele desprender resultan en extremo benéficas para el cuerpo.

Pero no solo eso, el acero contiene otras cualidades como la de ser un excelente conductor de energía; de acuerdo con las enseñanzas del Siri Singh Sahib Harbhajan Singh Yogui, cuando usamos acero dentro de nuestro campo psíquico y electromagnético, tiene la capacidad de quitar los miedos del aura y de la de mente. Además, el círculo perfecto formado por la Kara, ofrece un poderoso símbolo que representa la naturaleza "cero" del infinito.

Aunque la Kara puede ser usada en cualquier mano; la corriente pránica de vida fluye de manera distinta en hombres y mujeres, por lo que es recomendable que éstas últimas utilicen la Kara en su mano izquierda, ya que la energía lunar es quien las rige y necesitan más fuerza emocional. Para los hombres, lo mejor es utilizarla en la mano derecha, pues éstos están regidos por la energía solar. Al convertirse la Kara en una parte del aura, ésta facilita el flujo de energía sutil al cuerpo.

La energía femenina suele cambiar al igual que las fases lunares debido a su ciclo; la Kara es de gran ayuda para canalizar sus fluctuaciones emocionales. Los hombres, al tener el centro lunar en la barbilla, no tienen problemas al canalizar esta energía, pues el cabello en la barba cumple con este propósito. Al usar la Kara en el lado derecho, los hombres se ayudan a canalizar la energía del sol para mantenerse inmóviles y sin fluctuaciones.



www.karmayoga.es