CÓMO NOS AFECTA EL ESTRÉS - Síntomas y remedios caseros




El estrés afecta a todo nuestro cuerpo y no podemos vivir sin él, es el motor que impulsa los pequeños retos cotidianos y posibilita nuestro crecimiento y desarrollo como seres humanos.
Cuando se descontrola es cuando sentimos sus señales negativas, y suele denominarse estrés malo, ya que produce -principalmente- que nuestro sistema nervioso y endocrino reaccione generando un mecanismo de "lucha, miedo o huida" ante situaciones, creando un estado permanente de tensión. La polaridad de la mente coloca al individuo en un conflicto permanente, en el campo de tensión entre dos posibilidades.

Constantemente, en el trabajo las personas tienen que tomar decisiones, renunciar a una posibilidad, para realizar la otra y por lo tanto experimentan este estado de tensión.

Si la persona no puede sentir y reconocer esta constante tensión, esta conflictividad, o no está dispuesta a tomar conciencia de sus conflictos, asumirlos y buscar solución, ellos pasan al plano físico y hasta pueden manifiestarse como una enfermedad.

-Tensiones musculares: están relacionadas con el cuerpo, el sistema nervioso y los desequilibrios endocrinos.

-Tensiones emocionales: provienen de diferentes dualidades, como amor/odio, ganancia/pérdida, éxito/fracaso, felicidad/infelicidad, son más difíciles de borrar. Esto se debe a que somos incapaces de expresar nuestras emociones libre y abiertamente. Con frecuencia, rehusamos reconocerlas y por eso las reprimimos, originando tensiones que se vuelven más y más profundamente enraizadas.

-Tensiones mentales: son el resultado de la excesiva actividad mental que al explotar afectan el cuerpo, la mente, y el comportamiento provocando reacciones. Cuando estamos tristes, iracundos o irritados, con frecuencia lo atribuimos a alguna causa superficial. Sin embargo, la causa subyacente detrás del comportamiento anormal del hombre radica en las tensiones acumuladas en el plano mental.

El trabajo profesional en las organizaciones empresariales se caracteriza por gran cantidad de actividad mental y poca actividad física por eso es tan importante saber relajarse y descansar adecuadamente intercalando en la actividad diaria períodos de reposo o relajación.

Estas tensiones que se encuentran presentes en el estrés laboral, están generadas en la mayoría de los casos por la falta de capacidad o habilidad para cumplimentar el perfil del cargo o puesto de trabajo, sobre exigencia de la organización empresarial que hace que la persona se esfuerce más allá de sus límites, la presión por sobresalir o superar metas u objetivos planteados, incapacidad del individuo para afrontar las críticas por no tener el éxito suficiente, inseguridad en el puesto de trabajo. Muchas veces puede relacionarse con ambiciones desmedidas que no tienen en cuenta las capacidades del individuo o en otras por trabajar con fechas de vencimiento lo que genera estrés la mayoría del tiempo.

En este contexto las señales de estrés están dadas por la inquietud nerviosa, la irritabilidad, dolores de cuello y espalda y hombros, insomnio o trastornos del sueño, presión arterial, pérdida de apetito o hambre anormal, problemas digestivos. También aparecen asociados trastornos de la conducta como la ansiedad, depresión, ataques de angustia.

Las tensiones que provocan los problemas laborales diarios sumados a los deseos incumplidos van formando parte de la "mochila" que va deteriorando la salud.


www.karmayoga.es