QUÉ ES EL DHARMA- Sabiduría, rectitud y paz


Concepto fundamental en el hinduismo, es un término dotado de muchos valores semánticos. Procede de la concepción védica de una potencia impersonal (rtá), de la que obtienen los dioses su origen y poder. Con el tiempo, la idea de la ley universal y de su poder estará contenida en la palabra dharma. El dharma es sólido y «perenne» porque es la verdad metafísica. Principio que gobierna el mundo, es la armonía secreta del fluir de la naturaleza.

Los videntes en meditación comprendieron sus leyes y las transmitieron. El conocimiento del dharma corresponde al sacerdote y su defensa, al soberano. Pero la fuerza de sus mandatos es hermosa y sus leyes son benéficas, porque es el bien que garantiza la continuidad del mundo. Sólido fundamento del universo, el dharma se refleja en las normas que indican los comportamientos sociales justos, y es renovado cada vez en los ritos.


No observar el dharma significa hacer el mal, general desorden y falsedad. Con el paso del tiempo, del fulgor inicial de sabiduría, de rectitud y de paz, el conocimiento del dharma va declinando gradualmente entre los hombres, dando paso al impulso del adharma, su opuesto, potencia nefasta de inestabilidad y de caos. Precisamente para salvar el dharma, Visnú se manifiesta periódicamente en el mundo y revela de nuevo su sentido profundo, que se había perdido.

La idea no es exclusivamente brahmánica: para los budistas el dharma también es la Ley impersonal de la existencia. Pero es además la doctrina que desvela y sanciona la práctica correcta para la liberación. «El que ve el dharma me ve a mí; el que me ve a mí ve el dharma», dice Buda.


www.karmayoga.es