EL HOMBRE MÁS FELIZ DEL MUNDO



Matthieu Ricard, asesor del Dalai Lama, es un biólogo molecular de 66 años que dejó su carrera para abrazar el budismo. Y según un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin (EE UU), es el hombre más feliz del mundo. Su cerebro fue conectado a 256 sensores para detectar su nivel de estrés, irritabilidad, enfado, placer, satisfacción y así con decenas de sensaciones diferentes. Y resulta que el monje francés registra una actividad inusual en la corteza izquierda de su cerebro, donde residen las sensaciones placenteras.





BIOGRAFÍA:

Matthieu Ricard nació en Francia en 1946. Su padre, Jean-François Revel fue un reconocido filósofo, escritor, periodista, y un miembro de la prestigiosa Academia Francesa, la cual agrupa a los intelectuales franceses más notables en todos las areas del conocimiento. Su madre, Yahne Le Toumelin es una reconocida pintora. Así, Ricard creció entre personalidades y las ideas de los círculos intelectuales de París. Igualmente, Estudió música clásica, ornitología y fotografía. Entre los amigos de Matthieu Ricard se pueden mencionar a Luis Buñuel, Igor Stravinsky et Henri Cartier.


Matthieu Ricard tuvo una formación científica, realizó estudios de doctorado (Ph.D.) en genética celular en el Instituto Pasteur de Paris bajo la supervisión de premio Nobel en medicina, François Jacob. Luego de terminar su tesis de Ph.D. en 1972, tomó la decisión de abandonar su carrera científica y concentrarse en estudios budistas tibetanos.
Desde el año 1972, Ricard ha vivido en el Himalaya donde ha completado ya 37 años como monje budista en el monasterio de Shechen en el Nepal. Allí, ha compartido con los mejores maestros vivos; durante trece años fué discípulo y asistente de Dilgo Khyentse Rinpoche, uno de los maestros y de los visionarios tibetanos más eminentes de nuestro tiempo, hasta la muerte de este en 1991.


Desde 1989 ha acompañado a Su Santidad el XIV Dalai Lama a través de la francofonía, actuando como su intérprete personal. El presidente francés, François Mitterrand, le concedió la Orden Nacional Francesa; mérito obtenido por sus implicaciones y sus esfuerzos en la preservación de las culturas del Himalaya. Todos los derechos de autor obtenidos por sus obras literarias, Ricard los ha donado para proyectos humanitarios que él lidera en el Tíbet, Nepal y la India.


Matthieu Ricard es también un autor de éxito. Ha traducido y publicado numerosos libros sobre el budismo tibetano y es elogiado por su extenso conocimiento sobre la religión y la cultura tibetana. Es el autor de The Mystery of Animal Migration,Hill & Wang, NY, 1969, El Monje y el Filosofo, Editorial: Urano, 1998, basado en diálogos con su padre, el filósofo francés Jean-François Revel. Este libro ha sido traducido a 21 idiomas.


El Infinito en la Palma de la Mano, ediciones Urano, 2001 donde se presenta una conversación profundizada con el astrofísico Trinh Xuan Thuan. Según Su Santidad el Dalai Lama, "este libro es el resultado inspirante de un diálogo profundamente interesante entre la ciencia occidental y la filosofía budista, y contribuye a una mejor comprensión de la naturaleza verdadera de nuestro mundo y de la manera como vivimos nuestras vidas."


También ha publicado The Spirit of Tibet, 2001, (también en vídeo), 2001, un libro de fotos sobre la vida de Dilgo Khyentse Rinpoche. Monk Dancers of Tibet, 2003. El libro de fotos Buddhist Himalayas, Harry N Abrams Inc, 2002. Y numerosas traducciones de textos tibetanos, incluyendo The Life of Shabkar, The Autobiography of a Tibetan Yogin, Snow Lion Publications, 2001; Dilgo Khyentse, The Heart Treasure of the Enlightened Ones, The Practice of View, Meditation, and Action, Boston, Shambhala Publications, 1993.


En Defensa de la Felicidad (Ediciones Urano, 2005), donde Ricard continúa tendiendo un puente sobre la importancia del diálogo entre el este y el oeste.
Las fotografías de Matthieu Ricard recogen momentos extraordinarios de los maestros espirituales, de la gente del Himalaya y de los paisajes, entre otros. Estas han sido publicadas internacionalmente en numerosas revistas y libros. Henri Cartier-Bresson ha dicho de su trabajo que "Matthieu, su vida espiritual y su cámara fotográfica son una sola, de la cual florecen imágenes efímeras y eternas".


En cuanto a sus proyectos humanitarios, Matthieu tiene en ejecución proyectos para sostener en el Tibet dieciséis clínicas, siete escuelas, incluyendo una para 800 niños huerfanos que atraviesan desesperados el himalaya en busca de una formación en su cultura en la India, este programa también acoge a cientos de personas mayores. Igualmente sostiene la construcción de nueve puentes. (110 proyectos humanitarios)
Desde el año 2000, Matthieu Ricard ha sido un miembro activo del Instituto para el Pensamiento y la Vida y participa en la investigación científica actual sobre el entrenamiento mental y la plasticidad del cerebro. Esta investigación es conducida por el profesor Richard J. Davidson, una autoridad en el dominio de la neuroplasticidad.


Ha participado en ensayos en la Universidad de Wisconsin (USA). En uno de ellos, investigadores colocaron 256 electrodos en su craneo y los sometieron a un aparato de de imagenes funcionales por resonancia magnetica nuclear (fMRI). Se encontró que Matthieu Ricard logró el más alto nivel de actividad en la corteza cerebral prefrontal izquierda, lo que se asocia a las emociones positivas. La escala varia de + 0.3 à -0.3 (beatitud), Matthieu Ricard alcanzaba resultados de –0.45, completamente por fuera de la escala. Los cuales constituyen un nivel registrados por ser humano alguno.

www.karmayoga.es