CUCLILLAS CONTRA LA PARED



Abre los hombros y las caderas. Apóyate en la pared, te dará estabilidad y te ayudará a estirar la región lumbar. Si tus talones no llegan al suelo coloca una tabla o cobija debajo de ellos.
Colócate de pie frente a la pared separada 30 cm. Lleva el cóccix hacia el pubis; al exhalar apoyándote de la pared baja a cuclillas abriendo los dedos de los pies ligeramente.
Levanta los brazos y apoya la frente, los brazos y las manos en la pared. Al inhalar lleva el pecho hacia la pared  y extiende los codos, al exhalar baja el cóccix hacia la tierra.

VISÍTANOS EN:

www.karmayoga.es


yogaenlugo@gmail.com