LA MUJER Y EL YOGA


Para la mujer es fundamental relajarse, sólo de esta manera puede aflorar su delicada sensibilidad femenina. El yoga tiene respuestas concretas para mujeres de todas las edades y en todo tipo de condiciones: ayuda a prevenir el cáncer de mama, a mantener el peso ideal, a aminorar los pechos hinchados o los cólicos menstruales, a superar la depresión o el ánimo decaído, a descubrir su propósito de vida abriendo su intuición. 

También se puede practicar en el embarazo, contribuyendo a la conexión espiritual de la madre y el bebé y a un parto más confortable mediante el control de la respiración. 

Con los ejercicios, las respiraciones, las posturas y la meditación del yoga, su vida se llena de gracia y armonía y aprende a lidiar con sus propios ritmos de una manera fluida.