EL EFECTO DEPURATIVO DE LAS CEREZAS


Las cerezas son pequeñas frutas con grandes propiedades nutritivas y depurativas.
Son fuente de vitaminas A, B ,C, E y PP, hierro, calcio, magnesio, potasio y azufre.
Su contenido en fibra mejora el tránsito intestinal y poseen un suave efecto laxante y diurético, por lo que ayudan al organismo a limpiarse de toxinas y favorecen la eliminación de líquidos.

Las cerezas aportan aproximadamente 60 calorías por cada 100 gramos de producto. Tienen un alto contenido de agua y son ricas en azúcares, por lo que no están recomendadas para los diabéticos, ni conviene consumirlas en exceso cuando se tiene sobrepeso o cuando se está a dieta.
Entre los beneficios terapéuticos de las cerezas están: disminuye el ácido úrico, ayudan en las inflamaciones de vías urinarias, previenen y/o alivian la gota, cálculos renales, casos de reumatismo, mejora la anemia, la celulitis, problemas de la piel y previenen la osteoporosis. Junto al plátano es la fruta más rica en potasio, por lo que es un alimento ideal para regular la hipertensión.

Cura depurativa de cerezas.

La cura depurativa o dieta desintoxicante de cerezas te permitirá perder de 2 a 3 kilos en 3 días. No está indicada en personas con alguna disfunción renal o hepática, mujeres embarazadas, diabéticos, niños, ancianos y personas que padecen anorexia. Descripción de la dieta:
Durante 3 días solo puedes comer fruta. En cada comida puedes tomar 200 g de cerezas, deshuesadas y licuadas.Además puedes beber entre 1.5 y 2 litros de su zumo a lo largo del día.