MEDITACIÓN CON SRI YANTRA - Equilibra los hemisferios cerebrales




No es un dibujo cualquiera, es un símbolo: Es un Yantra (del Sánscrito). Y no solo eso, esta figura es capaz de estimular los dos hemisferios de tu cerebro, es 70 veces más potente que la figura de una pirámide y es la forma geométrica más completa según la tradición Yoga.

En otras palabras, es un Portal que catapulta al observador hacia la conciencia pura (sâdhaka) en la cual no hay distinción entre sujeto y objeto. De hecho, llegará un punto en el que no se puede diferenciar si el yantra esta en su interior o es el practicante quien penetra en el yantra.

La efectividad del Yantra dependerá de la capacidad de concentración y visualización del meditador, así como de su dominio sobre las energías sutiles. En este artículo te explicamos como dar tus primeros pasos en la meditación Sri Yantra, el resto depende de ti. Hay un largo camino.

Nueve triángulos yuxtapuestos y colocados de tal forma que originan un total de 43 triángulos pequeños. Cuatro de los nueve primeros triángulos apuntan hacia arriba y representan la energía cósmica masculina (Shiva). Los otros cinco apuntan hacia abajo y simbolizan la fuerza femenina (Shakti).

Estos triángulos se rodean de un loto de ocho pétalos que simboliza a Vishnú.

El siguiente loto, con dieciséis pétalos, representa la conquista de la meta deseada, concretamente el poder del yogui sobre la mente y los sentidos.

Encerrando este loto se encuentran cuatro líneas concéntricas que se conectan simbólicamente con los dos lotos.

La triple línea que lo rodea se llama la “ciudad de la tierra” (bhûpura) y designa el lugar consagrado que puede contener el universo entero o, por analogía, el cuerpo humano.

Siguiendo la doctrina del Feng Shui, el mejor lugar para situar el Sri Yantra es en la esquina nordeste de tu casa. De esta forma se favorece la prosperidad, la armonía y el equilibrio en el hogar.

Una vez colgada la Alfombra Mágica en la pared, dejando el símbolo Sri Yantra a la vista, estará preparado/a para iniciar la meditación.

Colóquese a una distancia de 1 a 1,5 metros del Sri Yantra, de modo que quede situado en el centro de su campo visual.

Siéntese cómodamente, relajado/a y con la espalda recta.

Observe el Sri Yantra, centrándose en los triángulos del centro sin tener ningún pensamiento.

Intente alcanzar la sensación de entrar en el Yantra. Olvídese de todo y sea absorbido por el espacio vacío creado en su mente por el Yantra.

Medite de 20 a 40 minutos.

Practique diariamente para mejorar esta práctica.


La meditación ha sido practicada durante más de 5000 años con propósitos intelectuales, religiosos o de salud.

Enfocada a la salud, la meditación proporciona beneficios físico-mentales a sus practicantes, especialmente un mejoramiento de la inteligencia emocional y del sistema inmunológico. Entre los más comunes se encuentran el alivio del estrés y la bajada de la presión sanguínea.

Al analizar la actividad cerebral durante la meditación, usando un electroencefalograma, se puede apreciar que se pasa de las ondas beta (actividad normal, consciente y alerta, de 15-30 Hz) a ondas alfa (relajación, calma, creatividad, 9-14 Hz).

Una meditación más profunda lleva a registrar ondas theta (relajación profunda, solución de problemas, 4-8 Hz) y en meditadores avanzados se puede detectar la presencia de ondas delta (sueño profundo sin dormir, 1-3 Hz).

www.karmayoga.es