10 CONSEJOS PARA PRACTICAR YOGA EN CASA - Yoga para principiantes








Antes de practicar sólo debes aprender las posturas básicas con un profesor cualificado Las clases te harán desarrollar un sentido de comunidad y te motivarán.

1. Antes de practicar el saludo al sol debes aprender las posturas básicas. Las clases te harán desarrollar un sentido de comunidad y te motivarán.

2. Planea tu práctica. Escoge un momento y un lugar en el que sepas que nadie te molestará. Puede ser en la mañana, cuando tu mente esté despejada y receptiva, o en la tarde, cuando aún no sientas cansancio. Lo importante es que seas constante. Desconecta el teléfono y haz que el mundo permanezca en silencio por unos momentos.

3. Equípate. Sólo necesitas una esterilla, ropa cómoda y tus pies descalzos. Los blocks y las bandas de estiramiento pueden facilitarte algunas posturas complicadas, por lo que no son indispensables al principio.

4. Calienta. Es muy importante. El Saludo al sol, por ejemplo (balance, oct-nov) prepara tu cuerpo para otras posturas, más difíciles, que requieren más fuerza y equilibrio. El calentamiento debe durar entre 5 y 10 minutos.

5. Empieza lentamente. Al principio, una hora de yoga puede ser demasiado. Haz posturas sencillas que te motiven a continuar, en lugar de empezar con posturas complicadas que te dejen exhausto.

6. Respira. En yoga, el pranayama o control de la respiración es esencial, ya que se usa para muchas cosas: energizarte, relajarte o conectar una postura con otra.

7. Fortalece tus piernas. La fuerza en las piernas es vital para muchas posturas. Además de fortalecerlas con ejercicios complementarios, es importante empezar con las posturas de pie, para seguir con los giros y las flexiones. Esta secuencia te ayudará a preparar brazos, hombros y columna vertebral para las asanas más complejas.

8. Detente, mira y escucha. La práctica en tu casa es una oportunidad única para darte cuenta de cómo sientes tu cuerpo y mente. Presta atención a tu respiración, a tu postura y a tu fuerza. Escucha tu voz interior.

9. No te fuerces. Evita hacer posturas con las que aún no te sientas cómodo ni seguro. Resérvalas para tus clases, donde tendrás supervisión de un maestro, para evitar lesiones de cuello y hombros (las más comunes).

10. Nunca te olvides de enfriar. Puedes estar tentado a saltarte el enfriamiento si tienes poco tiempo. Para terminar realiza una meditación de 5 minutos.


www.karmayoga.es