ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA - Aprende a llevar una vida saludable



Hablamos de los productos ecológicos, aquellos que no presenten ninguna modificación genética, que se hayan cultivado respetando el medio ambiente, sin utilizar pesticidas, fungicidas y demás productos químicos. ¿Qué beneficios nos proporcionan los productos ecológicos?


Los productos ecológicos no contienen conservantes o aditivos de origen químico, con ellos no introducimos en nuestro organismo determinados productos que pueden resultar peligrosos para nuestra salud. Al no presentar estos componentes, nuestro organismo asimila de forma óptima los nutrientes de estos alimentos.

No haber sido tratados con pesticidas permite, además de evitar que nuestro organismo se convierta en un almacén de residuos tóxicos y podamos desarrollar un determinado cáncer, la incidencia de alergias relacionadas con ciertos productos químicos. Algunos pesticidas se llegan a incorporar en el alimento y no se elimina.

De la modificación genética hemos hablado en varias ocasiones en Directo al Paladar y hemos apuntado posibles peligros por la falta de control, así como la carencia de conocimientos de las posibles reacciones de nuestro organismo ante una nueva estructura molecular. Además, tampoco existe una garantía 100% de que no puedan representar un peligro para nosotros, al menos con algunos alimentos.

Seguramente todos coincidiremos en lo mismo, el sabor nada tiene que ver con la presencia, una de esas manzanas que no son de producción ecológica se presentan perfectas e inmaculadas, sin embargo, el sabor es muy inferior al que pueda ofrecer una manzana de cultivo ecológico cuyo aspecto no sea tan perfecto. También podemos decir que son más nutritivas y presentan mayores contenidos de vitaminas y minerales.

Otra razón con gran peso y más con la actual situación climática, es la sostenibilidad que presentan los cultivos ecológicos con su entorno, el medio ambiente es respetado, no se contamina, no se vierten a la tierra determinados residuos y el ahorro energético es superior al del cultivo de producción.

A decir verdad, se podría hablar largo y tendido sobre los beneficiosos efectos en distintos ámbitos, en fin, nosotros vemos un par de contras que pueden resultar un gran tropiezo en el consumo de productos ecológicos en España, su alto coste y su difícil localización en algunos lugares.

www.karmayoga.es