POSTURA DE LA SILLA: Fortalece tus muslos y la columna




Esta postura dará fuerza a los tobillos, las pantorrillas, los muslos y la columna vertebral. La fuerza mayor se concentra en los muslos. Estira los hombros y el pecho y estimula los órganos abdominales, el diafragma y el corazón. 

Primero levanta los brazos por el frente hasta la altura de los hombros al momento de inhalar, luego al exhalar flexiona las rodillas bajando la pelvis hasta donde pueda llegar como si estuviera sentada en una silla.



Mantén las palmas de las manos paralelas sin que lleguen a tocarse y la espalda derecha. En la siguiente exhalación levanta los brazos hasta que quedan perpendiculares al suelo, los muslos lo más paralelo al suelo que se pueda. 
www.karmayoga.es