COMBATE EL ESTRÉS CON UNAS DOSIS DE YOGA



Aquí os dejamos unas pequeñas claves para combatir el estrés del día a día:

* Controla el estrés. La tensión nerviosa, la ansiedad y la fatiga prolongada se combinan para disparar la migraña. Además las personalidades obsesivas y perfeccionistas son más vulnerables a ella.

* Ante todo, relájate. Hay distintas técnicas que te pueden ayudar a aliviar el estrés, a aislar los ataques y a mejorar los efectos de los tratamientos. Te recomendamos dos: contrae y relaja todas las partes de tu cuerpo, concentrándote en una a la vez. Después, en una posición cómoda ve dejándote ir poco a poco, física y mentalmente.

* Duerme bien. No te conviene desvelarte, ni dormir poco, ni en exceso. Lo ideal son ocho horas diarias.

* Vigila tu trabajo. Las profesiones con horarios que alteran el sueño y desordenan el descanso y la dieta favorecen las jaquecas.

* Evita medicinas peligrosas. Los anticonceptivos orales con estrógenos o los medicamentos para los padecimientos cardiovasculares favorecen las crisis migrañosas.

* Modera el alcohol. Disminuye el consumo de cualquier bebida alcohólica, pero sobre todo de vino tinto.

* Selecciona tus alimentos. Evita lo más posible el chocolate, cacao, vainilla, plátano, frutos secos, cítricos, quesos fuertes, nata, embutidos, pescados ahumados, cerveza, café, té y refrescos. También sustancias alimenticias como los potenciadores de sabor como el glutamato monosódico, edulcorantes como el aspartame, y conservadores presentes en embutidos y en alimentos preparados.

* Practica yoga. Las posturas del yoga y sus técnicas de respiración, relajación y meditación tranquilizan el sistema nervioso, mejoran el estado de ánimo y combaten la depresión. Las personas que hacen yoga muestran una mejoría en la frecuencia e intensidad de sus migrañas. Una de las posturas de yoga más eficaces para relajar e irrigar los vasos cerebrales es la Shirsasana o parado de cabeza. Practica esta postura diariamente durante 15 inhalaciones y exhalaciones largas, y hazla con cuidado de no lastimar las cervicales.

* Haz ejercicio. La actividad física intensa puede favorecer las migrañas, pero el ejercicio moderado y de forma regular ayuda a prevenirlas y a reducir su frecuencia, pues liberas endorfinas, que tienen facultades analgésicas.