CÓMO ELIMINAR EL KARMA NEGATIVO DE TU VIDA



La vida es como escalar una montaña, todos tenemos una. Esta montaña toca muy empinada a otros con suaves pendientes, pero montaña al fin.
Para hacer una metáfora, esta montaña es tu karma. En la parte final te daremos algunas formas de disminuir tu karma.
Además que a todos nos toca una montaña, venimos implementados con una mochila sobre nuestras espaldas. Tu dices quiero vivir con menos carga, pero la carga puede ser muy pesada.
Esta mochila no sólo está cargada con nuestros problemas, sino también con problemas ajenos. Estos problemas pueden ser descargados en cuanto los identifiquemos. A menudo son como los parásitos, que no sabemos que los tenemos portando.
Por ello, para vivir mejor, es necesario que identifiques tus principales problemas, aquellos que no dejan que subas tu montaña y alcances la cima. Aquellos que te hacen sufrir para escalar y andar los caminos de tu montaña, que muchas veces pueden ser pedregosos y llenos de maleza.
El karma, trabajo, acción, pruebas o cargas de tu vida, puede ser disminuído o eliminado ya sea por la elevación espiritual por medio de la meditación y el poder mental, que te llevan a darte cuenta de los sufrimientos vanos de tu vida.
El karma muchas veces parasita y no te das cuenta. Es como cuando haces un análisis de las heces y descubres que hay pruebas de los parásitos.

Qué es el karma

Existen muchos conceptos del karma, desde aspectos fatalistas, aspectos de las vidas pasadas, hasta la suerte que puedas tener o no.
Inclusive, muchas personas le atribuyen todo al karma, llegando a pensar que todo está escrito y que no debes hacer nada por evitarlo.
Lo cierto, es que el karma es una energía, como todo lo que existe. El karma no debe ser una creencia, si no que forma parte de una ley de acción y reacción, a veces simple y otras compleja.
El karma realmente es: La Vida. Todo lo que tiene acción y movimiento es vida. Lo inerte no tiene vida, pero puede originar vida, como la tierra por ejemplo. Todo lo que origine acción es karma.
Karma en el lenguaje sanscrito significa acción. Proviene de la raiz kri que significa hacer y el sustantivo karman deriva en acción.
Muchas cosas que tu haces se pueden enmendar y corregir, otras es imposible. El célebre Oscar Wilde decía: “No hay hombre bastante rico para comprar su pasado”.
Pero, siempre existe la posibilidad de corregir el resultado. Probablemente no los hechos, pero si en lo que terminó.
El karma, es todo lo que te lleve a la acción y no existe karma positivo o karma negativo, simplemente, la energía de la acción que te puede llevar a sufrir o a ser feliz. El mismo hecho, puede hacer sufrir a una persona o alegrarla.
Los sabios, siempre dicen: “Todo lo que ocurre, conviene”. La vida conviene.

Reducir el karma

Si es posible reducir o disminuir el karma. Los Iluminados, los Sabios, los Maestros de Sabiduría, lo eliminan totalmente. Todos podemos reducir el karma.
Si todo lo que ocurre, llegaras a comprender que al final te conviene. Ya es un proceso de reducir el karma.
Primero, se debe partir de las actitudes, debiendo eliminar las que hacen daño a los demás y sobretodo a ti mismo. Esto se consigue cambiando tus programaciones mentales y por supuesto, con la práctica de la meditación.
Luego, mejorando la energía de tu entorno. Que todo lo que te rodee debe ser positivo. Desde los alrededores de tu casa, lo que te rodee en el trabajo, las personas hasta tus muebles y colores que existan cerca a ti.
Finalmente, en ser un observador, en fluir con la vida. En hacer todo con entrega, haciendo tu mejor esfuerzo. No importando la meta, si no el proceso en si. No importando a dónde llegar, si no disfrutando del camino.

Comenzar a disminuir o eliminar el karma

El karma una vez que lo disminuyes, tu carga será menos pesada y podrás alcanzar la cima que es tu éxito y felicidad. Vivir mejor será tu logro.
Haz una lista de todos tus problemas, trata de ser específico. Escríbelo, no lo dejes a la memoria. Hazlo al azar sin establecer cual es el más dificultoso.
Luego que hayas hecho por lo menos 10 problemas o carga de tu mochila, enuméralos en orden de pesadez. Te darás cuenta que tal vez no sean tan pesados porque los vas descubriendo.
El mal cuando lo ves cara a cara se aleja. Vivir mejor si se puede.
Cuando tengas tu lista elaborada, cierra los ojos, medita, visualiza cada uno de los problemas y rodealos de luz. Hazlo por espacio de 3 semanas, todos los días.
Verás que en la realidad tus problemas se van mitigando y comienzas a desaparecer.
Luego, de las tres semanas, haz de nuevo la lista de tus problemas. Fijate que se solucionó o cuales surgieron y que no habias tomado en cuenta, repite el procedimiento.
Luego de las 6 semanas tus problemas habrán disminuido, tenlo por seguro. Tu karma será mucho menor y pronto llagarás a la cima de tu montaña.
La vida depende mucho de ti y de los secretos que vayas aprendiendo. La vida tiene sus trucos que la mística te puede enseñar. Vivir mejor cada día será posible.
MÁS INFO EN: