MEDITACIÓN EN LUGO: Meditación para dormir bien




El yoga tiene varias formas de ayudarte a tener un mejor descanso. Hay personas que se acercan al yoga por esta razón y no están lejos de la realidad.
En este artículo te mostramos dos formas recomendadas por el yoga para conciliar el sueño.




Respiración lunar para conciliar el sueño

El yoga no se compone solamente de posturas. Desde hace cientos de años los yoguis hacen ejercicios respiratorios con determinados fines. Respirar por la fosa nasal izquierda se considera en el yoga como una forma de detener los pensamientos. Se le relaciona con el ciclo lunar. Conciliar el sueño depende de bajar nuestro ritmo mental.

Con tu mano derecha, adopta el mudra de vishnu. Baja los dedos índice y medio a tu palma. Siéntate derecho en tu cama, con los pies tocando el suelo. Pon tu pulgar en la fosa nasal derecha y ciérrala. Inhala por la fosa nasal izquierda contando hasta 5. Cierra la fosa nasal izquierda con los dedos anular y meñique, destapa la fosa nasal derecha y exhala contando hasta 5. Continúa este ejercicio por 15 respiraciones completas.


Sueño Zen
El zen es la doctrina japonesa de meditación y liberación. Se basa en las enseñanzas de buda y que fueron llevadas desde la Inidia, primero a China y luego a Japón. El zen incorpora algunos aspectos del bushido o código samurai.
En el zen existe un estricto protocolo para dormir. Los monjes se tienen que acostar en esta postura para dormir, es la misma postura que adoptan las mujeres embarazadas para descansar.



Después de hacer la respiración lunar, acuéstate a dormir sobre tu lado derecho, con las rodillas flexionadas y las manos cerca del pecho. Pon una almohada en tu cabeza para que tu cuello quede alineado con la columna. Puedes poner una almohada entre tus rodillas para estar más cómodo.


Cierra los ojos, concentra tu atención en tu entrecejo, sube ligeramente tu vista como si quisieras ver por dentro de tu cabeza
Ahora inhala despacio y cuenta hasta 3 y exhala contando hasta 6. La finalidad es que la exhalación dure el doble que la inhalación.



Tu respiración es tranquila, no exageres al inhalar, pero si requieres más tiempo para inhalar cuenta hasta 4 y cuando exhales cuenta hasta 8.
Sigue así por un rato, inhalando y exhalando y contando las respiraciones. Después de unos minutos solo observa el entrecejo; si un pensamiento te distrae, regresa al conteo respiratorio o tu atención total a las oscuridad de tu entrecejo.


No importa el tiempo que te lleve quedarte dormido, sigue con el ejercicio. Esta forma de conciliar el sueño es una forma básica de meditación; en otras palabras, en lo que logras dormirte, estás meditando !!! La meditación te genera otro tipo de beneficios, como ecuanimidad, constancia y paciencia.

SÍGUENOS EN: