PRACTICAR YOGA MEJORA EL DESEMPEÑO SEXUAL DEL HOMBRE





A muchos les pasa, pero la mayoría guarda silencio. Varios hombres que transitan su cuarta o quinta década de vida enfrentan ansiedad por su bajo rendimiento sexual.
Un estilo de vida poco saludable, la incapacidad para lograr una erección firme o para retrasar la eyaculación son ingredientes que hacen permanente la angustia y se genera un círculo vicioso.
Maestros y practicantes de yoga han creado un método con el que hombres en esa situación mejoran su salud física y emocional recibiendo como efecto paralelo una mejora en su salud sexual.
Como filosofía de vida, la yoga promueve la unión de los cuerpos físico, mental y espiritual; así, quien aprende a reconocer sus sensaciones, se vincula con su mente y desarrolla su espíritu, explica Hjalmar Ndlius, maestro en Yoga Hombre.
“Yoga Hombre decanta los ejercicios de yoga que tienen como objetivo el equilibrio, la salud y el bienestar del ser humano de manera integral, pues en general nuestra salud se empieza a deteriorar a partir de la cuarta década de vida, tenemos más responsabilidades, presiones familiares y laborales y vivimos con más estrés”, señala Arturo Hernández Tovar, practicante de yoga y uno de los creadores del proyecto.
Tranquilidad
A través de ejercicios físicos y de meditación, y de la promoción de mejores hábitos de alimentación, quienes se integran de manera disciplinada al programa pueden ver mejoras en tres meses de trabajo.
“El yoga, y en general las disciplinas que tienden a favorecer un estado de paz mental o de tranquilidad en general son buenas para el desempeño erótico”, considera David Barrios, sexólogo y director de Caleidoscopia.
De hecho, agrega, algunas terapias sexuales integran a sus dinámicas ejercicios de respiración y relajación para que los pacientes entren en contacto con sus sensaciones, pues estudios científicos han demostrado que la tranquilidad es uno de los cuatro elementos importantes para un buen desempeño erótico.
Los otros tres son un buen estado hormonal, que en el caso de los hombres se tiene al contar con andrógenos suficientes porque éstos son los responsables de activar el deseo, que haya una buena irrigación de sangre a la zona pélvica y que el sistema nervioso periférico esté saludable.
Tabúes
Reconocer y aún más, hablar de un problema de sexualidad sigue siendo algo difícil para los hombres, por lo que Yoga Hombre tiene como principio fundamental la confidencialidad. De ahí que la mayoría de sus clases sean a domicilio.
Para Barrios, esta característica del programa no contribuye a que se hable de la salud sexual como algo natural, línea que promueven educadores y terapeutas sexuales desde hace décadas.
Si bien Yoga Hombre coincide con la visión de sexólogos sobre que el ejercicio de una sexualidad sana es parte importante de la salud integral, descalifica el uso de fármacos como los indicados para la disfunción eréctil.
“Las pastillas son como un pago por evento, y no ofrecen un camino para recuperar o conservar la salud”, señala Hernández Tovar.
Sin embargo, el director de Caleidoscopia indica que “pensar que la práctica del yoga y de ejercicios respiratorios soluciona todo es muy reduccionista y hasta cierto punto ingenuo; (la yoga) es un coadyuvante formidable, sin duda, pero formando parte de una terapia sexual más amplia donde se incluyan otros ejercicios de experiencias eróticas estructuradas, y en los casos que lo amerite, en conjunto con la administración de fármacos”.
Si el derecho a vivir de una sexualidad plena es universal, decidir por qué camino alcanzarlo es un derecho individual.

¿Qué afecta su sexualidad?
Los hombres ven afectada su sexualidad por:
-Estrés 45%
-Problemas de pareja 36%
-Salud deficiente 28%
-Temor a no cumplir expectativas de la pareja 25%
-Desempleo 13%
-Problemas con los hijos 12%
Fuente: Encuesta “El sexo y el hombre moderno”, realizada por Bayer Healthcare.


SÍGUENOS EN:


www.karmayoga.es


http://twitter.com/#!/Yogaenlugo


http://www.facebook.com/home.php#!/profile.php?id=100002134140657