EL BUDA DE LA ABUNDANCIA: Prosperidad y éxito



El Buda de la Abundancia es una figura muy popular dentro de los bazares Feng Shui y también es muy utilizado en la puerta de lo restaurantes orientales .
 Existe una anécdota entre los dueños de estos lugares que dicen que cuando cliente come más de lo normal el espíritu de este simpático buda se apropio de su cuerpo.
Su nombre es Ho Tei o Bu Dai. Significa amistoso, amoroso. El término Bu Dai se asemeja al de Buda, por ello se le conoce en occidente como Buda.



Sudharta Gautama, el Buda, era delgado, atlético y se mantenía en óptimo estado físico, mental y espiritual. No debe confundírsele con el Buda sonriente.
Bu Dai, fue un monje budista de la época de la dinastía Liang. Históricamente no existe confirmación del personaje en lo referente a la época exacta de su vida, pero si de sus obras. Era muy sonriente, bondadoso, amoroso, de un carácter y carisma sin par.
Se le identifica cargando un fardo o bolso de tela conteniendo artículos valiosos, comida, dulces para los niños, cuyo contenido nunca se acaba. En su mano tiene un abanico mágico llamado oogi que cumple los deseos.
El abanico tiene su origen en las disposiciones del emperador que concedía las peticiones del pueblo utilizando el abanico.


En otras representaciones del feng shui está sobre monedas de oro y con formas muy redondeadas, ya que lo esférico o redondeado es como el chi o energía de la prosperidad circula por los ambientes en donde se coloquen.
Adicional mente, la gran barriga simboliza la felicidad, suerte y plenitud. Es considerado uno de los dioses de la suerte en varios países de Asia.  En oriente se mantiene la creencia que una persona con barriga grande es símbolo de estatus social bueno.
Las orejas largas simbolizan sabiduría y que escucha todos los pedidos que a el se le realizan.
Lo más importante es que se crea o no, la mente tiene este buda, como algo positivo, como enviando afirmaciones de éxito y prosperidad.

SÍGUENOS EN: