LAS ASANAS EN HATHA YOGA CLÁSICO


La salud es riqueza. Es la mejor de tus posesiones. La buena salud es un activo valioso para todos y se puede lograr mediante la práctica regular de los asanas del yoga.
La práctica de los asanas controla las emociones, produce paz mental, distribuye uniformemente el prana por todo el cuerpo, ayuda a mantener sano el funcionamiento de los órganos internos y da un masaje a los órganos abdominales.
Los ejercicios físicos llevan el prana hacia fuera, pero los asanas envían el prana hacia adentro. Estas son las principales ventajas en el sistema yóguico de ejercicios que no tienen otros sistemas.
Practica algunos asanas diariamente por lo menos durante quince minutos y poseerás una salud maravillosa.
Sé regular en tu práctica.
La regularidad es de suprema importancia.
Las posturas harán tu columna vertebral elástica y aliviarán muchas enfermedades.
Al final todos los músculos descansan en la postura de relajación.
Los asanas se deben practicar con el estómago vacío por la mañana o por lo menos tres horas después de comer.
La mañana es el mejor momento para hacer asanas.
Sé moderado en tu dieta.
Comienza con un tiempo mínimo para cada asana y luego aumenta gradualmente el período.
Responde a la llamada de la naturaleza antes de comenzar la práctica.
Los niños y niñas también pueden practicar asanas. El mundo necesita niños y niñas positivos, sanos y fuertes.