YOGI BHAJAN REFLEXIONES - ¿ podemos cambiar nuestra fortuna ?


¿Podemos cambiar nuestra fortuna? La respuesta es si. Hay varias formas de cambiar las cosas. La primera es que te fuercen a cambiar y la segunda es que tienes la intuición para cambiar. Esto le pasa a la tierra y esto mismo pasa en tu vida.
O vas a estar forzado al cambio, o intuitivamente tendrás la sabiduría para cambiar.
La persona intuitiva sabe cuando cambiar, cuanto cambiar y para qué 
cambiar. El humano no tiene un mecanismo de defensa para el cambio. Dios no te dio ni cuernos ni pesuña ni piel gruesa impenetrable. Te has estado defendiendo con las armas atómicas. ¿Pero estás defendido?; ¿Has hecho que tu “insanidad” disminuya a cero?; ¿Tú y tu familia, son felices?; ¿Tu carácter y tu compromiso son normales?; ¿Como ser humano, estas preocupado o seguro?; ¿Eres psicopático o neurótico?, ¿O eres sabio y sereno? Estas son las preguntas que te debes hacer.
Hay ocho grandes religiones y son varios miles si cuentas todas las sub-divisiones. ¿Nos ha servido la religión? Si nos dicen que hacer, ¿tenemos la fortaleza para hacerlo? Miren esta iglesia (Capilla de la Paz en Acapulco): es para aquellos que vienen en paz para meditar. ¿Porque la meditación es esencial? La meditación no es para ser una mejor persona. No. Tú fuiste creado como el mejor. No naciste en el pecado y no tienes por qué vivir en la culpa. Naciste en la imagen de Dios y tienes que vivir en la voluntad de Dios. Esa es la verdad que todas las religiones han tratado de esconder. El miedo de estas religiones es que si sabes esto, ya no necesitas la religión. A lo mejor no necesitas a la religión, pero si necesitas la realidad, tu propia realidad.
Al meditar sacamos toda nuestra basura. Es nuestra propia fortaleza.
Hay gente que dice haber escuchado a un maestro espiritual. Cuando personas carismáticas dicen “¡Vengan a mi! Yo te voy a hacer mejor. Te voy a hacer el mejor", yo me río de esta gran mentira. Si Dios, que nos hizo a cada uno, no nos pudo hacer mejor, entonces ¿quien es esa persona?, pero tienes una cabeza de piedra que se lo crees y piensas, "Si, este señor me hará mejor, esta persona me va a hacer mejor." Lo que pasa es que eres muy flojo y quieres que alguien lo haga por ti. No lo quieres hacer por ti mismo y por esto, estas dispuesto a pagar dinero y riquezas. ¿Para que? Para que alguien te de paz mental. Si tu mismo no te puedes dar la paz mental, te lo podrá dar algún tonto? Y aquel que dice que tiene paz mental, a lo mejor ni siquiera la conoce.
Cuando meditamos, ocurre algo muy sencillo: nuestra basura mental subconsciente comienza a salir. La meditación es el proceso de limpiar nuestra mugre a través de nuestras acciones para que podamos sentir y pensar, y así poder actuar correctamente con la intuición.
Yogi Bhajan