EL PODER DE LA MENTE POSITIVA - Optimismo y afirmación




El poder de tu Mente Positiva, el tercer cuerpo espiritual.

La Mente Positiva encuentra el lado positivo en cada situación, expresa nuestro entusiasmo y nuestra alegría. Sus palabras claves son: manifestación, afirmación, esperanza, sonrisa, respecto, valoración.

Al abrir nuestra Mente Positiva tenemos la fuerza para superar los desafíos que se nos presenten, todo será posible y nada pondrá frenar nuestra fuerza.

Representa el contraste entre el Ego y el Alma. El Ego es aquella función de nuestra mente programada para protegernos, de la manera que sea. Es profundamente ignorante, mientras el Alma es sabia. El primero actua en un marco de defensa y patrones limitados, la segunda se mueve en un plano infinito, sin miedos y expansiva.

Este cuerpo corresponde a nuestro Punto del Ombligo, el lugar de nuestra fuerza de voluntad, cuando está fuerte estaremos proactivos y muy bien organizadas. Cuando estás despejada, podrás ver que todo lo que sucede viene desde el Infinito, que puedes creer en ti y dejarte llevar. Al quitarle peso a nuestras dudas y nuestros miedos estos perderán energía que podremos utilizar para realizar nuestros proyectos.

Si al contrario está debil estará sacando constantemente miedos y traumas desde el subconsicnte, bloqueando el flujo de la existencia y los cambios.
Sintomas de una Mente Positiva desequilibrada son apatia, desorden, negatividad. Por el otro extremo podremos tratar de dar sin estar equilibrados, y esto nos va a agotar a la larga. A nivel físico este desequilibrio se puede manifestar con problemas en el hígado, en los pies, en la lumbares y con alergias. Si no usamos nuestra Mente Positiva, estaremos alimentando la Mente Negativa.

Si has nacido el día 3, 12 o 21 del mes, o en Marzo o Diciembre necesitarás poner especial cuidado con este Cuerpo.

Si conectamos con el Tercer Cuerpo Espiritual entenderemos que nuestra fuente de riqueza es infinita, y que es un regalo que tenemos por el simple hecho de estar vivos. Un arbol se llena de hojas verdes de manera espontánea no tiene miedo en invierno y no tiene miedo a entregar sus frutos en verano. La naturaleza es generosa porque confía, se deshace en sus ciclos y vuelve a renacer: así que confía, regalate y entregate… de esta manera podrás realmente recibir!

www.karmayoga.es