BENEFICIOS DEL YOGA PARA LA ESCOLIOSIS



Gracias a los avances de la tecnología, hoy se pueden detectar precozmente distintas patologías de la columna vertebral, como la escoliosis, cifosis o lordosis, que pueden tener consecuencias muy serias si no se las trata adecuadamente.
El diagnóstico rápido y el tratamiento específico, dentro del cual figura la práctica orientada de Yoga, son herramientas poderosas para enfrentar la dolencia. 


¿Qué es la escoliosis?


La palabra escoliosis deriva del vocablo griego “skol”, que significa torcedura, vuelta o giro. La columna forma una S, exacta o invertida, desde un lado hacia la parte inferior del lado opuesto de la espalda. Al mismo tiempo, la parte posterior de la columna hace una rotación siguiendo el mismo movimiento, ubicándose en la concavidad que forma la S, lo que hace que se tuerzan las costillas y que ambos lados de la espalda sean desiguales.


Esta enfermedad no sólo deforma la columna y desplaza las costillas, sino que también tuerce los hombros y la cadera, y cambia el centro de gravedad del cuerpo. El síntoma más obvio es el aspecto exterior, pero también son comunes el dolor y las complicaciones cardíacas y pulmonares, debido a la comprensión del corazón y los pulmones.


Diagnóstico y tratamiento



Cuando la persona que sufre de escoliosis tiene menos de quince años, lo que muchas veces se hace es prescribirle el uso de un corsé y la práctica de ejercicios de gimnasia o de posturas de Yoga recomendados para su problema en particular. Este tratamiento suele dar excelentes resultados. 
En los adultos, los pasos a seguir estarán estrechamente relacionados con el grado de avance de la enfermedad. 
Lo que se puede afirmar es que, tanto en las personas jóvenes como en los mayores, el Yoga es una importantísima ayuda para superar este tipo de malformaciones y desviaciones.
MÁS INFO EN: