Neurociencia: Técnicas para ejercitar el cerebro y calmar la mente







Diversas investigaciones permitieron conocer que el lado izquierdo del cuerpo está controlado principalmente por el hemisferio derecho, y que el lado derecho está controlado, sobre todo, por el izquierdo. Por consiguiente, los estímulos a partir de la mano, la pierna y el  oído derecho son procesados primordialmente por el hemisferio izquierdo y viceversa.  No obstante, los estímulos visuales son procesados simultáneamente por los dos hemisferios, ya que cada ojo envía información a ambos lados del cerebro.



Se podría decir que a través de las investigaciones en el área de la neurociencia se ha podido establecer que muchas de las habilidades mentales específicas son lateralizadas; es decir, son llevadas a cabo, son apoyadas y coordinadas en uno u otro de los dos hemisferios cerebrales.  Así tenemos que la capacidad de hablar, escribir, leer y de razonar con números es fundamentalmente una responsabilidad del hemisferio izquierdo en muchas personas.  Mientras que la capacidad para percibir y orientarse en el espacio, trabajar con tareas de geometría, elaboración de mapas mentales y la habilidad para rotar mentalmente formas o figuras son ejecutadas predominantemente por el hemisferio derecho.




TÉCNICAS PARA EJERCITAR EL CEREBRO

A continuación encontrarás algunos ejercicios prácticos para ejercitar tu cerebro.


Ejercicio 1. Recordatorio de los constructores del cerebro

  • Repita continuamente para sus adentros “Estoy prestando atención” Hágalo por una hora al realizar cualquier actividad.
  • Cuando se percate de que ha olvidado repetir esa frase mentalmente, reinicie su recordatorio de los constructores del cerebro.
  • Cuando descubra que realmente se ha distraído y de pronto recuerde su determinación de repetir la frase, diga cinco veces en voz alta: “Estoy prestando atención”, y continúe repitiéndola mentalmente.
Ejercicio 2. Búsqueda de una palabra en el periódico
  • Para realizar este ejercicio necesitará un bolígrafo de color claro o brillante y un reloj de cocina.
  • Mira el periódico que lea y elija al azar una palabra de al menos 3 sílabas, como instrumento, Pacífico, fábrica, asiduo, etc.
  • Haga funcionar el reloj durante cinco minutos. Revise cada una de las columnas del diario, y busque en dónde más parece la palabra que usted eligió. Cuado la encuentre, subráyela con el marcador. Continúe el ejercicio hasta que suene el reloj.
  • Repita el ejercicio 2 veces al día durante una semana. El objetivo es adiestrar a su mente a procesar información verbal con rapidez y precisión.
Ejercicio 3. Reajuste sus ojos para leer a la inversa
  • Lea cada uno de los siguientes enunciados correctamente, en los cuales se escribió al revés cada una de las letras.
  • un ocop ed odot, y otneimiconoc ed adan. -solraC snekciD
  • zileF neiuq odup reconoc sal sasuac ed sal sasoc. -oiligriV
  • ertnE sol soudividni, omoc ertne sal senoican, le otepser la ohcered oneja se al zap. -otineB zeráuJ
Ejercicio 4. ¿De qué se trata este libro?
  • Elija un libro, por ejemplo una novela o una biografía.
  • Después de cada capítulo, sin consultar el libro, escriba un resumen de un párrafo del contenido, como si estuviera explicando la obra a un amigo que no lo ha leído.
  • Una vez que termine el libro resuma toda la historia. A continuación, sin consultar los resúmenes anteriores, narre el libro a la inversa, explicando cada capítulo a partir de las conclusiones, hasta legar al inicio.
  • Relate la novela de atrás hacia delante, como si estuviera siguiendo la secuencia de los personajes en orden inverso.
Ejercicio 5. ¿Dónde dejé mi oficina?
  • Sin estar ahí en persona, elabore un plano detallado de su oficina, cuarto de trabajo, estudio o taller.
  • Intente recordar TODO lo que ahí tiene, hasta el último papel, clip y lápiz
  • Visite la habitación que eligió y observe cuán preciso fue el plano que elaboró



 HAZ SONAR TU CEREBRO



¿Sabía usted que la música, los sonidos y hasta las frecuencias electrónicas son alimento para el cerebro? Su cerebro emite un especto de energía, de frecuencias llamadas ondas cerebrales que cambian de acuerdo con la actividad que usted realiza. Alimente el cerebro con ondas de sonido y vea cómo crece su energía mental.
Existe sorprendente relación entre ciertos tipos de música, sonidos específicos y frecuencias exactas de sonido, y el funcionamiento del cerebro. Haga sonar su cerebro significa que hay otro tipo de alimento para él además de los nutrientes de la inteligencia, las hierbas y las vitaminas.



Tal vez una de las afirmaciones más exactas que podamos hacer sobre el cerebro es que funciona con electricidad. Cada una de las 15,000 millones de neuronas del cerebro (menos las 50,000 que pierde a diario) produce una diminuta corriente eléctrica.





La actividad eléctrica general del cerebro puede medirse con diversos dispositivos sensibles de grabación. Tal vez le sorprenda saber que puede cambiar, con relativa facilidad y con toda intención, el estado de sus ondas cerebrales a través de técnicas como la biorretroalimentación, la meditación y las imágenes internas
Hace aproximadamente 30 años el doctor Alfred Tomatis, un otorrinolaringólogo francés, descubrió que el sonido es un importante alimento para el cerebro.



Tomatis descubrió que los cantos gregorianos en realidad llenan de energía al cerebro. De algún modo este estilo musical carga al cerebro con un potencial eléctrico; de hecho según Tomatis aseguraba que producía alrededor del 90 por ciento de la carga total del cuerpo.



Escuche música barroca con compositores como Bach, Antonio Corelli, Andel, Vivaldi y Mozart, cantos gregorianos y música, sonidos o frecuencias similares que nutran su cerebro tan a menudo como le sea posible, incluso como música de fondo cuando este trabajando.



Hemisferio Lógico (izquierdo)
Hemisferio holístico (derecho)
Habla y EscrituraMemoria no verbal
Pensamiento abstractoHabilidades visuales y espaciales
Habilidades verbalesIntuición
Orientación en el tiempoSensibilidad emocional o musical
LogicaHabilidad para formar imágenes
ExplicacionesCapacidad para sintetizar información
DetallesPercepción holísitca
CharlasHabilidad para ver patrones completos
SociabilidadCreatividad artistica
Memoria de largo plazo
Solución de problemas, Planeación y
análisis




" SÓLO UTILIZAMOS UNA PARTE DEL CEREBRO "




El coeficiente intelectual promedio en seres humanos es de 100, y el de los genios es de 160. Sin embargo, la persona típica sólo usa cerca del 4% de su capacidad mental total potencial. No cabe duda de que ésta es una buena razón para mejorar su capacidad mental ya que 96% de las funciones de su cerebro lo aguardan.

SÍGUENOS EN: