LA LUNA Y SU INFLUENCIA EN EL PARTO

Cuando la fecundación se logra en luna menguante hacia novilunio
predomina el sexo femenino y cuando la misma se logra en luna
creciente hacia el plenilunio, predomina el sexo masculino.
El primer fenómeno viene acompañado de partos más fáciles y de la
obtención de cuerpos de menor volumen.
Ya el fenómeno de los nacimientos en plenilunio viene acompañado
de partos más difíciles y fetos de mayor tamaño.
Por otro lado, las parteras en muchos países reportan que es durante
el período de luna llena donde se producen el mayor porcentaje de
nacimientos, debido al movimiento de las aguas del globo, que
ejercen su acción sobre el líquido amniótico cuyo “ascenso” en el
momento de la maduración del embarazo puede favorecer las
contracciones uterinas lo que provoca el parto.
SÍGUENOS EN:


http://twitter.com/#!/Yogaenlugo


http://www.facebook.com/home.php#!/profile.php?id=100002134140657