SERPIENTE KUNDALINI


La Serpiente Kundalini Es el símbolo místico de los de los guerreros kundalini.
En la historia de karmatrón, la Serpiente Kundalini se presenta de varias formas. En una de ellas es un mítico reptil que duerme en el sagrado santuario de la montaña merú, donde aguarda a que algún ser la logre despertar. Si lo hace correctamente con pensamientos positivos en armonía con su ser, la serpiente se elevará lentamente activando 7 generadores de energía conocidos también como chakras. Pero mientras quien medita trata de despertar a la serpiente, también sentirá cómo el poder inunda su cuerpo, y esto podría causar pensamientos negativos que evitarían que la serpiente siga ascendiendo, y peor aún, si la persona que intenta despertarla no reacciona a tiempo, pudiera morir fulminada por un poderoso rayo de energía que la serpiente usaría en su contra. Otra forma en que la persona que medita pudiera morir, es cuando de alguna manera la serpiente asciende y activa el último chakra sin pasar por los otros 6. También en una situación así, la serpiente reaccionaría mortalmente contra quien intenta despertarla.

En temas astrales, la Serpiente Kundalini se encuentra en la base de la columna vertebral. Es un poder cósmico energético que está enroscado en la base y su forma se asemeja a una serpiente, de ahí su nombre de Serpiente Kundalini.
El cuerpo astral y el cuerpo físico están estrechamente ligados. Así como el cuerpo físico tiene venas y arterias, el cuerpo astral tiene tubos de material sutil denominados Nadis y por ellos fluyen las corrientes psíquicas y las fuerzas vitales o corrientes pránicas que constituyen el poder cósmico y energético, también llamado Fuerza Kundalini.

Cuando la Serpiente Kundalini despierta, se abre paso a través del sushumna y a medida que se eleva, la mente se va abriendo, produciéndose preciosas vivencias hasta llegar a la iluminación.
Cuando todos los centros están activados y equilibrados, la iluminación ocurre en un instante, constituyéndose así la fusión y la contemplación de la eternidad.

VISÍTANOS EN:

www.karmayoga.es


yogaenlugo@gmail.com